Gaming y publicidad: cómo integrar una estrategia de juego en una campaña

La gamificación está presente hoy en día en todos los sectores sociales como forma de adquirir nuevos conocimientos de forma lúdica. Además, es una de las tendencias de marketing más interesantes que sin duda protagonizará el futuro de la comunicación. En la nueva entrada de nuestro blog creativo, te contaremos por qué apostar por el dúo de gaming y publicidad como la próxima pareja de éxito.

Qué es la gamificación en la publicidad

Todos sabemos que es más sencillo aprender jugando que anclado a una silla y una mesa.

Lo hemos experimentado cuando éramos pequeños y las nuevas generaciones (millennials y la generación Z) dan buena fe de ello, pues precisamente ellos se han criado jugando a videojuegos.

La publicidad, que sabe bien cómo adaptarse a los nuevos formatos y tendencias, ha aprovechado esta circunstancia para alcanzar a un usuario cada día más esquivo.

Cómo sacar provecho a una estrategia de gaming y publicidad

Como es lógico, existen diferentes tipos de estrategias de gaming con publicidad integrada.

Hoy vamos a centrarnos en tres opciones, la conocida como IGA (in game advertising), advergaming y social gaming.

In game advertising, juegos entorno a la marca

La primera de las tipologías que aúnan gaming y publicidad consiste en la creación de un juego bajo el paraguas de la marca. Es una suerte de branded content, pero con un juego en lugar de contenido.

Existen cientos de buenos ejemplos de este tipo de estrategia, pero entre todos ellos destaca el de la plataforma de contenidos de pago Netflix.

Netflix Infinite Runner es un sencillo juego online de estilo retro creado por la empresa americana para promocionar sus propias series.

De estética vintage y con el archi imitado estilo de los 8 bits, la mecánica es sencilla: debes elegir entre cuatro posibles personajes, protagonistas de sus series más taquilleras y vivir aventuras relacionadas con la ficción de cada una de ellas.

Gaming y publicidad: cómo integrar una estrategia de juego en una campaña.

Y no es el único juego de estas características creado para el entretenimiento de los usuarios de la marca.

En 2011 y 2012 la marca de helados Magnum lanzó dos emocionantes juegos con una enorme acogida.

Gaming y publicidad: cómo integrar una estrategia de juego en una campaña.

Con internet como escenario, los juegos lograron que más de 20 millones de personas interactuasen con la marca para lograr un acercamiento muy alejado de los clásicos spots de la marca.

En 2013 Magnum lanza 5 nuevos sabores inspirados en clásicas recetas francesas de pastelería.

Para celebrar este lanzamiento, crea 5 nuevos juegos bajo la misma idea de internet como fondo, pero con un enfoque diferente.

En este caso, el reto para la marca consistía en aunar el concepto creativo con la mecánica del juego, pues la nueva línea de sabores recibía el nombre de “Besos”.

El juego, creado por la agencia sueca Lowe Brindfors tenía como protagonista a una joven con la misión de rescatar a su amado y recuperar los “besos perdidos” que representaban cada uno de los ingredientes de los nuevos sabores de la marca.

Advergaming. Publicidad dinámica, más flexibilidad

La segunda de las tipologías que aúnan gaming y publicidad recibe el nombre de advergaming.

A diferencia de los juegos creados en exclusiva por las marcas, el advergaming parte de juegos ya creados, con los que las empresas que desean hacer publicidad cierran acuerdos.

Este tipo de estrategias tienen como canal la amplia gama de consolas disponibles en el mercado, que cuentan con legiones de seguidores como público objetivo.

Gracias a los datos proporcionados por estas consolas, las marcas pueden extraer interesantes datos como la localización geográfica del usuario o la hora a la que se conecta.

De esta forma, la inversión en gaming y publicidad es todavía más eficaz, pues se pueden personalizar muchos aspectos de la experiencia de juego.

Además, las posibilidades se amplían en lo que a formatos publicitarios se refiere.

Desde el product placement de toda la vida que hoy en día se inserta en todo tipo de juegos hasta mini spots publicitarios ajustados al target gracias a la potencia de estas consolas.

Buen ejemplo de ello es la presencia de marcas en las vallas publicitarias de juegos tan populares como FIFA, aunque no son los únicos.

Muy comentado ha sido el emplazamiento de producto en la última versión del juego Final Fantasy, lanzado este mes de septiembre.

Como puedes ver en el ejemplo debajo de estas líneas, la asociación entre el juego y el producto elegido (una marca de comida rápida) no parece ni natural, ni espontánea, lo que nos lleva a plantearnos la idoneidad de este formato para determinadas opciones de gaming y publicidad.

Social gaming, el futuro

No podíamos terminar este repaso por gaming y publicidad sin mencionar una modalidad en auge: el social gaming o gamificación en redes sociales.

Si no sabes de qué estamos hablando, piensa en las miles de veces que has recibido a través de Facebook invitaciones para jugar a juegos como Farm Hero Saga o Castleville.

Sus ventajas frente a los modelos mencionados para las marcas son muchas, pues la presencia de este tipo de aplicaciones en redes sociales garantiza una audiencia de millones de usuarios.

Son negocios muy rentables, basados en el progreso mediante pequeños logros que los hacen muy adictivos, además de poseer un fuerte componente social, ya que muchos de los avances se logran gracias a la comunidad con la que se comparten.

Posibilidades para las marcas en social gaming

La principal y más importante ventaja que tienen los juegos sociales para las marcas de todos los sectores es la exposición, pues los usuarios pasan muchas horas en las redes sociales.

Así, muchas veces sin ser del todo conscientes, están expuestos a los productos mucho más tiempo de lo habitual.

Además, y como sucede con las consolas, las redes sociales permiten una amplia segmentación por edad, localización e incluso situación social o personal, lo que ayuda a rentabilizar los esfuerzos económicos de las marcas.

Por último, destacar que las mismas obtienen en muchos casos acceso a los datos de los usuarios, lo que supone la posibilidad de afianzar relaciones en el futuro mediante comunicaciones comerciales.

Una de las colaboraciones más recientes es la que se ha establecido entre la marca de automóviles Honda y el juego Car Town de Facebook.

Gaming y publicidad: cómo integrar una estrategia de juego en una campaña.

Sin que los usuarios sean conscientes, la marca se cuela en sus vidas, generando reconocimiento de marca y engagement, lo que sin duda compensa la asociación entre el juego y la empresa de automóviles.

Como has podido comprobar, son muchas las marcas que aprovechan la tendencia creciente asociar gaming y publicidad para acercarse a los usuarios. ¿Nos cuentas tu experiencia con este tipo de estrategias?

Comparte

Deja un comentario

Newsletter